Filosofía implícita de la Terapia Gestalt

Filosofía implícita de la Terapia Gestalt

En su libro “la vieja y novísima Gestalt” Claudio Naranjo habla de la filosofía implícita de la terapia Gestalt.  Implícita porque no es tan evidente como en el psicoanálisis ya que la terapia gestalt es puramente experiencial.

Me parece importante explicar la filosofía implícita porque ayudan a entender sobre qué principios básicos filosóficos camina ayuda a entender el trabajo del terapeuta y de la propia terapia.

La virtud es una palabra que ha utilizado a lo largo de la historia. En terapia Gestalt se habla de virtud como la esencia de la persona, la parte sana más allá del bien y del mal. La Moral sale fuera del encuadre terapéutico ya que lo bueno y lo malo tienen tal apelativo porque agradamos a otro.

Para un padre el niño es bueno es el niño obediente. El niño malo es el niño que no hace lo que el padre quiere que haga. La moral es encorsetada por mandatos sociales y por eso la virtud se aleja de esta idea de moral.

Reconocer los sentimientos extremos, explorar los extremos es la única manera de poner atención y reconocerlos como parte de su propia existencia. No se trata de expresar si más, si no tomando conciencia de qué me ocurre y haciéndome responsable de ello.

Eliminar los por qué. “Detrás de los por qué está el eco tácito de una advertencia paterna y materna: si no puedes explicar tu reacción – o acción- no tienes derecho a ella. La justificación ya sea en términos del pasado  o del futuro, causas o metas, es un intento de basar la propia existencia en otra realidad que no sea la del presente. Para el terapeuta gestalt no existe otra realidad que ésta, aquí y ahora.” Claudio Naranjo. 

El terapeuta gestalt tiene una plena confianza en la propia naturaleza, consciente de su paciente, de su sentido de actualidad y su responsabilidad. Esto hace que la terapia sea humana, un encuentro auténtico entre personas que lleva a una vida más real.

El proceso de terapia gestalt se trata de transmitir una experiencia, partiendo de una actitud de confianza. La terapia Gestalt no son técnicas es una transmisión por la pura presencia del terapeuta. Así aprendemos desde niños y seguimos aprendiendo de adultos, leer un libro no es suficiente para hacer cambios en nuestra vida, la figura de un terapeuta es básico para llegar a la virtud.

Claudio Naranjo hace una lista de mandatos morales implícitos que son muy claros y que copio literalmente a continuación. Él mismo dice que la lista podría variar según el nivel de generalidad o particularidad.

  1.  Vive ahora – es decir, preocúpate del presente más que del pasado o el futuro.
  2.  Vive aquí – es decir, relaciónate más con lo presente que con lo ausente.
  3.  Deja de imaginar: experimenta lo real.
  4.  Abandona los pensamientos innecesarios; más bien, siente y observa
  5.  Prefiere expresar antes que manipular, explicar, justificar o juzgar
  6.  Entrégate al desagrado y al dolor tal como al placer; no restrinjas tu percatarte.
  7.  No aceptes ningún otro debería o tendría más que el tuyo propio.
  8.  Responsabilízate plenamente de tus acciones, sentimientos y pensamientos.
  9.  Acepta ser como eres.

Leave a Reply

Your email address will not be published.