¡Que vivan las crisis en la pareja!

¡Que vivan las crisis en la pareja!

Reflexiones para compartir.

Inspirada por la formación que realicé recientemente con la maestra Assunta Mateu deseo compartir una reflexión breve relacionada con las Crisis. En esta ocasión voy a hablar de las crisis de pareja. En el anterior post traté el tema de las crisis enfocándolas como una oportunidad. El cambio a nivel individual está más permitido y… ¿en la pareja?

Aunque nos han contado el cuento de que fueron felices y comieron perdices, la pareja en sí es movimiento y crecimiento. Las relaciones de pareja no son estáticas, están vivas y tienen una pulsión natural hacia el cambio.

Cada pareja vive la crisis de manera única, depende de como sea cada persona, de la historia de la relación, del momento vital que vive la pareja, de cómo cada persona construye su percepción, etc. A veces, las crisis se viven en silencio y están latentes,  entonces la pareja se queda dormida e inerte, sin vida. Dar aire y energía a las crisis activa la pareja y pone en movimiento la relación.

El cambio es universal, tranquilos que no hay nada que controlar, tranquilos que no tenemos nada bajo control. Es sencillo pero nada simple, no digo que sea fácil, me parece todo un aprendizaje de vida.  Mi deseo no es aleccionar o dar consejos, únicamente deseo que podamos ir poco a poco quitando el estigma a las crisis de pareja, ya que son el empuje del crecimiento en la pareja. Así que tímidamente digo… ¡Que vivan las crisis de pareja!

Raquel Pascual Toca.
Terapeuta individual y de pareja en Madrid y Sierra Norte.

Leave a Reply

Your email address will not be published.