Terapia de Pareja

Terapia de pareja

¿Tenemos problemas suficientes para ir a terapia de pareja?

Esta es una pregunta habitual porque al no haber ido antes a terapia no hay mucha conciencia de cómo funciona, hay una idea muy equibocada de que el mejor momento para ir a terapia de pareja cuando ya no se puede más.

Cuando la pareja se encuentra en un momento delicado, por supuesto, puede ser un buen momento para ir. Y además, la terapia de pareja puede ser de gran ayuda si se abordan conflictos concretos que acontecen como un embarazo o una adopción, un duelo por un ser querido, la indenpendencia de un hij@ o otros cambios vitales que afectan a diferentes niveles a la pareja.  

Los motivos de los conflictos son complejos y diversos y en muchas ocasiones se tienden a pasar por alto, mirando a otro lado a pesar de que las emociones son claras.

Es habitual que en la pareja comience a haber discusiones donde lo más importante para uno es sentir que tiene la razón,  simplemente acontecen discusiones en escalada, y se sigue discutiendo cuando ya ni sabes cúal es la razón del comienzo de la discusión. 
Otras veces no hay conflictos y la distancia se palpa por la frialdad, por la distancia que hay entre ambos, o por sentir que únicamente estás con tu pareja por los hijos, o por que has estado toda la vida con esa pareja.

Estas pueden ser las causas por las que una pareja puede acudir a terapia, que os ayudará a poner conciencia de qué os está pasando a cada uno, además de favorecer la comunicación y la comprensión mutua.

¿Cuando es buen momento para ir a terapia de pareja?

En definitiva, siempre que se de una insatisfacción de una persona o de ambas en la pareja y además los dos estáis de acuerdo en empezar la terapia.

Call Now Button